• Navega al azar. Pulsa las flechas y deja que la fortuna te dispense un artículo.

    lunes, 26 de mayo de 2014

    El fenómeno PODEMOS de España en palabras llanas.

    Que un partido político con apenas 4 meses de vida consiga convertirse en la 4º fuerza política de un país siempre exige una reflexión. Y, si es posible, en palabras llanas y sin circunloquios.

    Mucha gente se hartó de la corrupción de los dos partidos dominantes. Ante los abusos sociales vertidos bajo el epígrafe "crisis" la gente empieza a entender que el único camino es el de la justicia social y el reparto equitativo de la riqueza.

    Por otra parte, es obvio que desde aquel 15M (¡gracias!) cada vez hay más gente que ha recuperado la ilusión de participar en la política y seguir profundizando en el camino de la democracia activa a partir de esta seudodemocracia en la que un voto cada cuatro años equivale a firmar un contrato en blanco al vencedor.

    Surgen y surgirán muchas preguntas que el tiempo y la mayor cultura política de la gente irán respondiendo. Estas son algunas, con sus posibles respuestas:

    ¿Es el fin del bipartidismo?

    Es el comienzo de algo distinto. Posiblemente de un progresivo devenir hacia una democracia más directa en la que las personas puedan decidir dentro de su amplia diversidad. Falta mucho camino por recorrer. Lo que está claro es que dos elefantes viejos y corrompidos que, habitualmente, parecen trabajar en connivencia, forman un modelo totalmente obsoleto.


    ¿Un partido "anticasta" cuando llega a las instituciones se convierte automáticamente en "casta"?

    Si entendemos por "casta" el abuso de poder y privilegios gobernando para una minoría con poder económico es obvio que la respuesta es: no necesariamente. El tiempo y los hechos lo han de decir y, para eso, solo cabe esperar, observar y, si es posible, implicarse participando o, al menos, interesándose algo más en la política. Por lo pronto, la manipulación y el abuso son más complicados en tanto y en cuanto las personas tenemos más experiencia y el planteamiento de un partido como PODEMOS funda su modo de acción en la transparencia y la participación colectiva.


    ¿Es criticable el uso de la imagen de Pablo Iglesias como motor del éxito de Podemos?

    Plantearlo es casi una imbecilidad. Pablo Iglesias aprovechó su aparición en los medios y utilizó su imagen como herramienta de márketing y, sin duda, fue un acierto. Ahora mucha gente conoce el trabajo colectivo de esa formación. ¿Acaso el resto de partidos no ha usado siempre caras de políticos en un intento de tener más tirón? ¿Los partidos en el poder no utilizan medios audiovisuales? Podemos encontró una brecha en el sistema ninguneador de formaciones emergentes y la usó inteligentemente. Nada que objetar. Si hay mesianismo vivirá en los entresijos mentales del señor Iglesias como puede vivir en los de cualquier otro. Por lo pronto, el planteamiento de su formación está clara, los méritos del colectivo son indudables y su modo de hacer las cosas está por escrito. Si nos atenemos a ello, lo que está planteando Podemos es una mejor democracia.


    ¿Es necesario que los partidos que buscan realmente justicia social y equidad se unan en próximos comicios?

    Probablemente la respuesta es sí si tenemos en cuenta el mecanismo electoral español a base de pequeñas circunscripciones provinciales en las que es necesario alcanzar un 3% de votos (o bastante más, según la circunscripción) para alcanzar representatividad. Lo maléfico de este sistema es que si no se alcanza el mínimo esos votos se los fagocita directamente la opción más votada. En este sentido, por pura estrategia, podrían ser convenientes las coaliciones.

    Pero hay demasiada tontería alrededor de esto. Usualmente se dice que es necesario que haya partidos fuertes para conseguir eso que llaman "gobernabilidad". Es más, se dice (con la boca ancha) que las mayorías absolutas son buenas (a pesar de que los hechos demuestran que son un desastre). Estamos, afortunadamente, comprendiendo el asunto de otra manera y sospechamos con bastante fundamento que se puede gobernar en una democracia representativa si las distintas partes (por pequeñas que sean) se ponen de acuerdo en cada punto a legislar. Eso es mucha más democracia que un gobierno absolutista que, en todo caso, no representa (como es fácil de ver) más que a una pequeña parte de la población si contamos, como es debido, a la mayoría que se abstiene.


    ¿La abstención es una lacra?

    No. La abstención es una opción y también un indicador de muchas cosas y muy diversas: desde el activismo político anarquista hasta la más profunda incultura política. Y, hay que incluir también, a mucha gente incapaz de votar (como personas ancianas y enfermas... aunque algunas opciones políticas siempre se han empestiñado fervientemente en hacerlas votar a su favor). Abstención siempre va a haber. Lo que demuestra sin lugar a dudas es que un partido político con mayoría parlamentaria NO está legitimado para decir que representa a todos e imponer su ideología. La democracia es mucho más de lo que hemos conocido hasta ahora y es imprescindible avanzar mucho en ese sentido.


    Los resultados de las elecciones como indicador de lo que la gente está pidiendo.

    Hay que dejarse de hacer el imbécil político y analizar sin prejuicios los resultados. Al menos es lo que deberían hacer los que se dedican a la política si tuviesen verdadera vocación democrática. Hechos:

    1) En estas elecciones europeas los dos partidos dominantes (PP y PSOE) han caido espectacularmente con una brutal pérdida de votos. Al menos el segundo tuvo la honestidad de reconocer su caída. El primero, para variar, continúa metido en su nube de mentiras empestiñado en deformar la realidad en un patético intento de usarla en su propio provecho.

    2) Ha subido de forma importante La izquierda plural  y UPyD.

    3) Obtienen representación: PODEMOS (impresionantemente), L'Esquerra pel dret a decidir (enorme subida, prueba de que Cataluña no se siente representada por otros partidos de ámbito nacional español), Ciudadanos, Los pueblos deciden y Primavera europea.

    4) Suben de forma importante siendo su primera vez o no aunque no obtienen representación: VOX (ideología derechista),  Movimiento RED (con el juez Elpidio Silva y su lucha contra la corrupción), PACMA (la sensibilidad contra la violencia hacia los animales aumenta, eso es algo evidente), Escaños en blanco (y su particular objetivo de dejar poltronas vacías), Partido X (gente que hace cosas y las hace bien; sin duda seguirán trabajando) y, en menor grado, Partido Pirata.

    Solo hace falta un vistazo reposado para darse cuenta que la gente no quiere bipartidismos ni mayorías absolutas aplastantes y que la ciudadanía está empezando a reconocer su propio poder, que lo público les pertenece y que sus derechos no deberían ser violados impunemente.

    Algo está cambiando.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    El Plus

    Conexiones



    El Twitter