• Navega al azar. Pulsa las flechas y deja que la fortuna te dispense un artículo.

    jueves, 30 de julio de 2015

    Abre de piernas tu privacidad definitivamente, con Windows 10

    Vaya por delante que no uso Windows. Nunca lo he usado. Bueno, miento... puede que tonteara algo con Windows 95. Pero, está claro que no uso ni usaré Windows 10.

    La declaración anterior no impide que me resulte absolutamente escandaloso lo que estoy viendo y leyendo sobre privacidad con Windows 10. Y, por tanto, considero que tú tambien debes saberlo.

    Por otra parte casi todo el mundo está de acuerdo en que Windows 10 es muy atractivo. De hecho, casi todos los usuarios de Windows están deseando actualizar a esta nueva versión megagüay.

    Si tú también estás deseando hacerlo, te recomiendo encarecidamente que leas con cuidado su declaración de privacidad y el contrato de servicios. Ya con conocimiento de causa, haz lo que quieras o adopta las medidas que te parezcan adecuadas.

    Te destaco algunas partes "interesantes":

    1) La sincronización de datos está activada por defecto. Esto significa que todos tus datos como historial de navegación, configuración de aplicaciones, nombres de puntos WiFi así como contraseñas y otros parámetros serán enviados a los servidores de Microsoft. Supongo que esto podrá desactivarse, si se desea, en la configuración pero, inicialmente, estará activado.

    2) Tu dispositivo se etiqueta con una identidad única de publicidad. En Windows 10 cada usuario en cada dispositivo es identificado de manera inequívoca con una ID única. El supuesto objetivo de esto es proporcionar anuncios personalizados por parte de diversas redes publicitarias. Parece ser que esta opción puede desmarcarse en las opciones de privacidad.

    3) Cortana puede acceder a cualquiera de tus datos y almacenarlos. El asistente de voz de Microsoft puede acceder y guardar cualquiera de tus datos. Cualquiera. Esto incluye las pulsaciones del teclado (cual si de un sniffer se tratara), la entrada de audio a través del micrófono, búsquedas, datos del calendario, libreta de direcciones, contactos, información de tarjetas de crédito, datos y mensajes de tu correo electrónico, sms, lista de llamadas, música que escuchas, lo que ves en tu navegador, lo que compras o no compras. Todo.

    Obviamente Microsoft enfatiza que todo ello es necesario para el óptimo funcionamiento del asistente personal. Es posible que así sea, claro. Pero es bueno que seas consciente de la cantidad de datos que envías a los servidores de Microsoft. Luego ya puedes considerar si vale la pena.

    4) Al instalar Windows 10 permites explícitamente que Microsoft pueda recopilar cualquiera de tus datos personales.  Cuando aceptas el contrato estás autorizando a Microsoft para acceder y guardar en sus servidores los siguientes datos:


    • - Tu identidad. Nombre y apellidos, email, dirección postal, número de teléfono y cualquier otro dato que te identifique.
    •  - Passwords. O sea todas las contraseñas y datos necesarios relacionados con autenticación y accesos.
    • - Datos demográficos. Edad, género, país y lenguaje preferido.
    • - Intereses y hábitos. Por ejemplo, tus deportes y equipos preferidos, las entidades financieras que usas o sigues, las ciudades favoritas que configuras en tus aplicaciones meteorológicas, etc.
    • - Información de tarjetas de crédito. Incluyendo el número de seguridad (CSV) del reverso de tu tarjeta.
    • - Datos de uso. Cómo interacciones con los distintos servicios incluyendo las opciones que usas en cada aplicación, historial de navegación, productos que compras o términos utilizados en tus búsquedas.
    • - Contactos y relaciones. Esto incluye las personas u organizaciones con las que interactúas.
    • - Geolocalización. Microsoft guarda tus datos de localización bien sea a través del GPS, torres de señal telefónica o los puntos de acceso WiFi.
    • - Contenido. Microsoft guarda tus archivos, mensajes y comunicaciones cuando lo considera necesario para proporcionarte determinados servicios. Esto incluye el contenido de tus documentos, fotos, música y videos. Y también se incluye el contenido de tus comunicaciones privadas enviadas o recibidas a través de los servicios ofrecidos por Microsoft. Das tu consentimiento expreso para que acceda, guarde y utilice como considere necesario el contenido íntegro de correos electrónicos, sms, mensajes y notas de audio y video.
    PERO NO SE VAYAN QUE AÚN HAY MÁS...

    Tus datos pueden ser compartidos.

    Cuando instalas Windows 10 das permiso para que Microsoft pueda compartir todos los datos mencionados anteriormente con terceras partes, con o sin tu consentimiento.


    Según se indica en su política de privacidad:

    Compartimos sus datos personales con su consentimiento o, si es necesario, para completar cualquier transacción o proporcionar cualquier servicio que haya solicitado o autorizado. También compartimos los datos con filiales y subsidiarias controladas por Microsoft, con los proveedores que trabajan en nuestro nombre, cuando la ley lo requiera o para responder a un proceso legal, para proteger a nuestros clientes, para proteger vidas, para mantener la seguridad de nuestros servicios y para proteger los derechos o la propiedad de Microsoft.

    Con Windows 10 el sistema operativo de Microsoft aspira a estar presente en todas partes (PCs, tabletas, teléfonos...) y, desde luego, recopilando una abrumadora cantidad de datos personales en mucho mayor grado que en cualquiera de sus versiones anteriores.

    ¿Y esto es diferente a lo que ya hacen Google o Facebook?

    Es una cuestión de ubicuidad. Con Windows 10 la recolección de datos personales quiere extenderse a cualquier dispositivo conectado a Internet. Es cierto que Google se acerca a ese ideal de control total del usuario, especialmente en Android. Y Facebook ha conseguido inmiscuirse en la vida de cientos de millones de personas que la han elegido como su red social favorita.

    El principal problema no lo tienen esencialmente la mayoría de los ciudadanos/as que eligen despreocuparse de su privacidad a cambio de una serie de servicios que, francamente, son atractivos pero no imprescindibles. El problema real se le plantea a la gente que puede ser objetivo de investigación y seguimiento por parte de oscuros intereses. No me refiero al asunto de perseguir delicuentes sino a las voces discordantes y activistas genuinos que podrían ser muy fácilmente identificados en cuanto un gobierno solicite sus datos a cualquiera de estas empresas. 

    Por tanto, el debate sobre la privacidad debe plantearse. Y cada persona adoptar las medidas que crea convenientes.

    Hay alternativas a Windows 10, a Google y a Facebook. No es necesario renunciar a las ventajas de la tecnología. Si acaso, a algunas funcionalidades sobrevaloradas.

    Te puede interesar: Vivir totalmente sin Google en Android.

    Si te sigue atrayendo Windows 10 aquí hay algunos consejos para proteger tu privacidad (artículo en inglés): How to configure Windows 10 to protect your privacy. No solucionan totalmente el asunto de que al instalarlo regalas a Microsoft todos tus datos pero ayudan algo.



    1 comentario:

    1. Are you looking for free Google+ Circles?
      Did you know you can get these ON AUTO-PILOT & ABSOLUTELY FREE by getting an account on Like 4 Like?

      ResponderEliminar

    El Plus

    Conexiones



    El Twitter