• Navega al azar. Pulsa las flechas y deja que la fortuna te dispense un artículo.

    miércoles, 22 de octubre de 2014

    Guardar archivos automáticamente en distintos dispositivos

    Archivos hay de todo tipo aunque, básicamente, se dividen en dos tipos:

     1) Los importantes.

     2) Los intranscendentes.

    Que se pierdan los del grupo 2 no mata. Pero los del grupo 1 ya son otra cosa.

    Las posibilidades a nuestro alcance para salvar archivos importantes son muchas. En los albores de la informática tenías que ir haciendo copias y guardarlas en soportes físicos diversos. Eso está bien pero la experiencia también ha demostrado que los soportes físicos (disquetes [ja ja], cds, pendrives...) no solo tienden a estropearse sino que también son susceptibles de perderse por las más peregrinas razones.

    Ya enseñamos por aquí un camino para tener copias de archivos en diferentes servicios online de almacenamiento. Pero también tenemos la posibilidad de tener copias de nuestros archivos importantes en varios dispositivos a la vez. Y, lo más interesante, sin tener que hacer casi nada; de forma automática.

    ¿Por qué en varios dispositivos?

    Simplemente porque los tenemos. Hoy es habitual que tengas un PC + uno o dos móviles y, ¿por qué no? una Android TV, una tableta, un e-reader y quién sabe qué mas cacharros capaces de conectarse a Internet.

    Cada uno de ellos puede almacenar una copia de nuestros archivos importantes. O, simplemente, queremos pasar determinados archivos de un dispositivo a otro.

    Transferir archivos entre dispositivos de forma automática y muy rápida

    Es posible con Bittorrent Sync, un maravilloso invento para mantener carpetas sincronizadas entre distintos dispositivos Windows, Mac (OS X), Linux, FreeBSD, NAS, Android, Kindle, iPhone/iPad (iOS).

    Es tan sencillo como instalar el programa o app correspondiente en cada cacharro y elegir las carpetas que queramos sincronizar.

    En el caso del PC, estando el programa activo, se puede acceder a la interfaz desde el mismo navegador utilizando como dirección http://localhost:8888 (nos pedirá el usuario y contraseña que hayamos configurado al instalar).

    La interfaz es muy simple.


    Basta añadir la carpeta que queramos sincronizar (pulsando en el icono de la carpeta+)

    Una vez añadida vamos a buscar la clave de esa carpeta, en el menú que se despliega a la derecha.


    En preferencias veremos esto:

    Podemos olvidarnos de las otras opciones y dejarlas como están por defecto. Pinchamos sobre "ver clave":

    Tendremos que copiar una de las dos claves según queramos que los archivos que se copiarán en otros dispositivos se puedan modificar (lectura y escritura) o solo verse (lectura). La primera quiere decir que si en otro dispositivo se modifica el archivo esos cambios se sincronizarán también. La segunda, que si un archivo se modifica en otro dispositivo el original permanecerá sin cambios.

    Luego, por ejemplo en la app de nuestro dispositivo Android, pulsamos en añadir carpeta y allí introducimos la clave.


    De esta forma, tendremos todas las carpetas que queramos. En este ejemplo hay dos carpetas que he creado, una para mis cosas que he llamado btsync y otra para cualquier otra que quiera compartir porque, oh maravilla, una carpeta se puede compartir. Para ello basta con enviar el enlace a quien queramos.


    Hay una serie de opciones muy bonitas aquí, como hacer que el enlace caduque pasado un tiempo, después del cual ya no será esa carpeta accesible para esa persona o que el enlace solo se pueda usar una o las veces que queramos. Con la opción "solo lectura" como hemos dicho, los cambios que realice el destinatario no se verán reflejados en el archivo original nuestro. Y, naturalmente, podemos enviar el enlace por mail, copiarlo y mandarlo por cualquier otro medio o compartir el código QR. Naturalmente el destinatario tendrá que tener instalado Bittorrent Sync y, si no lo tiene, se le invitará a instalarlo en el mismo enlace que le enviamos.

    Un mundo de posibilidades para sincronizar y compartir

    La belleza de este sistema es que abre un amplio abanico de posibilidades creativas. Y por otra parte, la sincronización es muy rápida. Bastante más rápida que subir un archivo a un servicio en la nube y luego descargarlo. Además, aquí en ningún momento tus archivos están en otro servidor sino que pasan directamente de un dispositivo a otro. No hay limitaciones de tamaño ni cuota de transferencia ni tonterías. La única condición es contar con una conexión a Internet. Y, si se corta, no hay problema porque la sincronización o el traspaso de archivos irá ocurriendo cada vez que estemos conectados hasta completarse.

    Es una excelente opción para salvar archivos comprometidos pasándolos a otros dispositivos remotos. Por ejemplo, supongamos que un periodista o cualquier ciudadano o ciudadana está grabando algo comprometido. Si configura su dispositivo para que el video o las fotos o los documentos se guarden en la carpeta elegida para sincronizar, copias de estos archivos pasarán a los otros dispositivos conectados aunque se encuentren en cualquier otro lugar remoto.

    También se me ocurre que es una excelente forma de crear comunidades privadas para compartir archivos diversos o un buen método para que dentro de una empresa todas las personas que vinculadas a un proyecto tengan siempre los archivos precisos en cada momento.

    Investígalo un poco más a fondo y te irás enamorando.

    Ah, el enlace, que no se me olvide: SYNC by Bittorrent.


    1 comentario:

    El Plus

    Conexiones



    El Twitter