• Navega al azar. Pulsa las flechas y deja que la fortuna te dispense un artículo.

    viernes, 31 de mayo de 2013

    ¡Un país NO es un barco!

    Barco de esclavos
    Barco de esclavos
    No hay engaño más perverso que crear una metáfora con el fin de aterrorizar a la gente. Aplicada a un país, puede convertirse en un acto genocida.

     ¡ESTO SE HUNDE!

     ¡VAMOS A SALVAR EL BARCO!

    E inmediatamente se comienza a tirar el país "por la borda". O sea, a desmantelar el "estado de bienestar" para "asegurar su flotabilidad".  

    NO, Y MIL VECES NO

    Un país NO es un barco. Es un pedazo de tierra en el que vive gente. Salvo catástrofe geológica un país NO puede hundirse. Un país es un territorio en el que vive y ha vivido gente desde innumerables generaciones. Y esta gente, obvio, ha sobrevivido a pesar de todas las perversas y menos perversas acciones sociales y políticas de los que se han erigido en gobernantes y administradores, que no capitanes de barco.

    Hay una tierra y hay gente. La tierra proporciona o puede proporcionar alimentos. La gente precisa ciertos bienes y servicios que son producidos u ofrecidos por la misma gente. ¿Cuál es el problema? Que lo que realmente se hunde es un sistema económico basado en el capital y la explotación de recursos materiales, inmateriales y humanos. Un sistema pergeñado por unos cuantos y de cuya pervivencia se quiere responsabilizar a toda la gente: a tí, a mi, a la vecina del quinto, a todos y a todas.

    Y para hacer creíble semejante patraña se inventa y difunde la metáfora del barco. De esta manera, cuando nos roban todo lo bueno que se ha construido en medio de esta perversión tratan de convencernos de que es por nuestro bien... para evitar que "el barco se hunda y nos ahoguemos".

    Fíjate bien en la mentira: un país NO se puede hundir. Se hundirán los bancos, los mercados financieros, el Euro... pero nunca el territorio ni la gente que en él vive. En serio: ¿qué tienen que ver los bancos, los mercados financieros, el Euro contigo, conmigo o con la vecina del quinto? Realmente NADA porque el territorio y su capacidad de producir alimentos, la vida, la gente, los servicios básicos que pueda necesitar u ofrecer la gente... nada de eso se está hundiendo.

     Cierto que pueden irse a la mierda bancos, negocios y mercados financieros. Pero NO la gente. Incluso desmantelándose todo el sistema capitalista sigue quedando la tierra, la gente. ¿Acaso no vivía la gente antes de la creación de la economía capitalista?  

    LA METÁFORA MATA

    Asegurar que "el barco se hunde" es criminal porque el miedo mata. Lo estamos viendo porque intentan hacernos vivir bajo el estado del terror. Tememos que todo lo que nos sostiene se hunda y nos ahoguemos. Ante esa perspectiva la gente muere de miedo y, en ocasiones, se suicida.

    Y no está pasando NADA. O nada más que el ocaso de un sistema económico injusto y desigualitario. Un sistema inventado para beneficiar a una élite a costa de la mayoría.  

    Deberíamos estar radiantes de felicidad. Por fin se observa la posibilidad de un retorno a una sociedad menos alienada, a una economía real de las personas para las personas.

    Tan solo falta que lo veas y contribuyas a enderezar este entuerto. Sal a la calle y participa de todas las acciones contra un estado y una economía basada en la esclavitud de la mayoría.

    No creas en gobiernos, cree en personas.

    A pesar de todos los criminales con sus metáforas terroristas: VIVIREMOS.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    El Plus

    Conexiones



    El Twitter