• Navega al azar. Pulsa las flechas y deja que la fortuna te dispense un artículo.

    domingo, 29 de enero de 2012

    Manipular la información produce monstruos



    Me indigna comprobar constantemente como la información que se transmite a través de canales de noticias de televisión, radio y prensa escrita se manipula hasta deformarla. Esto se hace en no pocos casos de una forma descarada y monstruosa. En otras basta simplemente con suprimir parte de la información.

    El efecto sobre las personas que la reciben es mutilante. Se cercena la inteligencia del espectador o del lector. Se manipula masivamente.

    Voy a poner solo dos ejemplos. El primero es un simple truco basado en la información sesgada. No se le ofrece al espectador la información sobre los motivos y lo que queda es una información aberrante que lleva a consolidar una imagen distorsionada. Lo que es peor, intencionalmente distorsionada.

    Dejo claro una cosa. No me importa la ideología del contenido. Tan solo el hecho de que el periodismo (que una vez tuve la inocencia de considerar oficio sagrado) se haya prostituido de tal modo y con tanta "naturalidad" que a todo el mundo le pase desapercibido.

    Ejemplo 1: sobre la amenaza del presidente venezolano Hugo Chávez de nacionalizar algunos bancos en ese país.

    En un canal público de noticias en España la noticia (breve) fue descrita así:

    El presidente de venezuela Hugo Chávez ha amenazado con nacionalizar bancos que operan en ese país, entre ellos una filial del español BBVA.

    Eso fue todo. No valoro porque ni quiero ni necesito hacerlo ni tengo datos suficientes la gestión del mandatario venezolano. Simplemente percibo que, en España, se transmite la idea, lisa y llanamente, de que Hugo Chávez es una especie de loco mítómano que corta el bacalao en aquel país como le viene en gana. ¿Alguien se pregunta si acaso tiene algún motivo para lanzar esa amenaza? No. La televisión piensa por nosotros. En media hora de visión distraida sentimos que ya sabemos todo lo que hay que saber sobre el funcionamiento del mundo.

    Veamos la noticia ampliada en un medio de internet: Chávez pide recuperación de tierras ociosas y amenaza a bancos. El primer párrafo, en un ejercicio de periodismo correcto, ofrece muchos más datos relevantes para poder formarse una opinión más sólida:

    El presidente venezolano, Hugo Chávez, ordenó el domingo que se acelere la recuperación estatal de tierras ociosas para desarrollar proyectos agropecuarios y amenazó a la banca privada con nacionalizarla si no concede créditos a pequeños productores en este sector.
    ¿Veis la diferencia? La imagen de la actitud del presidente de Venezuela ya no es exactamente la de un payaso ordenando con su cetro de mando la realización de un capricho. Resulta que esgrime algunas razones. A partir de ahí pueden llevarse a efecto todos los debates que hagan falta sobre la oportunidad, necesidad, conveniencia o no de esas razones pero la información ya no parte de un sesgo que no es otra cosa que una burda manipulación o un error tan garrafal que no podría llamarse en modo alguno ejercicio de periodismo.

    Otra cosa es la ocultación total de noticias relevantes. Desgraciadamente eso ocurre con excesiva frecuencia. Dirán, algunos, que los hechos noticiables que se producen en el mundo son tantos que no queda más remedio que seleccionar. Y que ese proceso de selección necesario dejará fuera inevitablemente muchas noticias que algunos podrían considerar relevantes. Ay, siento que no nos vamos a entender. Soy de la opinión de que esa selección artificiosa suele obedecer a razones políticas y, aún más, estar firmemente anudada a los hilos que mueven los estratos del poder. Pero es difícil demostrarlo de forma irrefutable. Y de ahí la persistencia en el engaño.

    Ejemplo 2: No hay ejemplo 2. Hay infinidad de noticias que simplemente no aparecen. La mayoría se refieren, naturalmente, a manifestaciones, acciones de protesta, huelgas... de las que simplemente ningún medio habla o, si lo hace, es de una manera tan "light" que parece otra cosa. Si alguien quiere enterarse de lo que realmente está pasando en el mundo al margen de los grandes motores de propaganda del gran capital solo le queda... Internet.

    Internet, esa gran sopa de información. Requiere una actitud activa: buscar, indagar, leer, comparar. Y todo para llegar algo más allá de lo que nos ofrecen los medios tradicionales.

    Os recomiendo algunos sitios que analizan la actualidad a fondo y denuncian los errores (en ciertos casos gravísimos) de los medios en los que tradicionalmente hemos depositado nuestras esperanzas de ser informados debidamente. Os aconsejo tener en cuenta estos sitios, visitarlos frecuentemente y darle una oportunidad a vuestra inteligencia:


    Como siempre, los enlaces anteriores son solo un punto de partida para empezar a forjarnos una idea mejor o más acertada sobre el mundo que nos rodea.
    La libertad de información tiene en Internet su medio natural. Por eso debe ser que a algunos les parece algo tremendamente peligroso.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    El Plus

    Conexiones



    El Twitter